lunes, 22 de diciembre de 2008

Enfermedades Raras: El síndrome de Morris.

Para darle vidilla al blog, he pensado en añadir otra sección a la ya exitosa "Guía Michelines". Esta nueva sección se va a llamar "Enfermedades Raras" (aquí no me he comido la cabeza para el nombre, lo admito) y obviamente va a tratar sobre enfermadades o casos médicos extraños, aunque procurando no centrarme en los desagradables (uno no tiene estómago para médico y supongo que la mayoría de mis lectores tampoco).

Y para estrenarnos vamos a hablar del síndrome de Morris, también conocido como de insensibilidad a los andrógenos o de feminización testicular. El síndrome de Morris es de origen genético y es producido por un gen recesivo que se encuentra en el cromosoma X. Y digo EL cromosoma X y no en uno de LOS cromosomas X porque sólo afecta a los hombres. Dicho gen provoca que las células no sean capaces de asimilar los andrógenos cuando se forma un embrión y posteriormente un feto.

Al parecer, todos los embriones somos unos "modelos" femeninos que si se les deja crecer se convertirían en individuos hembras. Lo que nos diferencia a los hombres es que al tener un cromosoma distinto, generamos una serie de hormonas masculinas llamadas andrógenos (entre las que se encuentra la testosterona que se produce en los testículos) que "moldean" nuestro cuerpo y nuestro aparato reproductivo para que dé lugar a lo que comunmente se le llama "hombre".

Pues bien. Como el susodicho gen del que hablábamos provoca que las células de nuestro cuerpo no "hagan caso" a las hormonas, un feto de un niño ignoraría las señales de su propio cuerpo y seguiría desarrollandose como una chica, con senos y sin aparto sexual externo masculino. Por lo que, en definitiva, la madre daría a luz a una niña en apariencia pero que en realidad genéticamente es un niño.

No obstante, las personas con Síndrome de Morris presentan una serie de características físicas:

- Su altura suele superior a la media femenina como le correspondería a un hombre.
- Carecen de útero por lo que no pueden tener hijos.
- Carecen de ovarios por lo que no tienen la regla.
- Los testículos llegan a desarrollarse pero quedan internos ya que no descienden. Lo recomendable es extirparlos para prevenir el cáncer debido a su no descendimiento.
- La vagina es más corta y los labios inferiores suelen estar menos desarrollados.

Por paradójico que parezca, las mujeres que padecen esta enfermedad suelen ser muy atractivas y muchas acaban convirtiendose en modelos. En el episodio 13 de la segunda temporada de House ("No es oro todo lo que reluce") se trata este síndrome en cuestión.

En los circulos médicos se rumorea que Anne Igartiburu padece este síndrome. Y la verdad es que los síntomas concuerdan: alta estatura, atractiva y no tiene hijos biológicos pero sí adoptados.

¿Qué? ¿Sospecháis de alguien que pueda padecerlo? ¿Tendrías reparos morales de mantener relaciones con alguien que padezca esta enfermedad?

2 comentarios:

Flou dijo...

¿Tendrías reparos morales de mantener relaciones con alguien que padezca esta enfermedad?

Si te digo la verdad, yo no. Aunque la Anne Igarticomosediga no me atrae, seguro que hay mujeres que están mejor que ella.

wictor dijo...

Eso tendrías que decirlo teniendo a una delante. Aunque me gustaría conocer más la opinión de jama.

Did you know?